Skip to content

Tutorial de Operación por Momento

Updated 4 Jun 2020
Trading

La operación por momento es una metodología de estrategia financiera de mercado que es capaz de capitalizar sobre la tasa total de movimiento presente en el precio subyacente de un instrumento. En esencia, el momento es la velocidad a la cual los valores del mercado cambian en el precio aceptado de un activo. Al usar el análisis técnico de gráficos, la medición del momento de precio se puede lograr usando osciladores y promedios móviles. Una vez que se completan todas las técnicas de análisis apropiadas, los traders de momento pueden usar los datos disponibles para estructurar las posiciones en formas que sean consistentes, repetibles y capaces de generar ganancias de largo plazo en el futuro.

Tutorial Operación por Momento

En primer lugar, las y los traders deberán de entender lo que la palabra “momento” significa realmente, de forma práctica. Para estos propósitos, se puede interpretar una definición directa del concepto como sigue:

Momento = Fortaleza de tendencia subyacente

Consideremos la actividad de precios del mercado que es visible en tres ejemplos diferentes:

Momento positivo

En nuestro primer ejemplo, podemos ver un mercado que muestra momento de precio positivo. En este caso, el activo se mantiene consistentemente por encima de su promedio móvil exponencial de 200 periodos (EMA) en tanto que su dirección de tendencia sigue moviéndose más alto.

Momento negativo

En nuestro segundo ejemplo, podemos ver un mercado que exhibe momento negativo. En este caso, el activo se mantiene consistentemente por debajo de su EMA de 200 periodos mientras que su dirección de tendencia más amplia continúa descendiendo.

Operación por momento

En nuestro tercer ejemplo, podemos ver un mercado sin movimiento direccional claro. En este caso, los precios del activo oscilan consistentemente alrededor (por arriba y por abajo) de su EMA de 200 periodos. Los precios bogan esencialmente de forma errática (en tanto se mueven lateralmente) y se podría decir que no hay momento de tendencia significativo que dicte el valor del activo.

MOMENTO ABSOLUTO VS MOMENTO RELATIVO

Las lecturas de momento se pueden clasificar con más detalle en dos categorías distintas: Momento absoluto y momento relativo

  • Momento absoluto: el comportamiento del mercado en el precio de un activo se basa en su relación con comportamiento pasado, usando secuencias de tiempo históricas.
  • Momento relativo: los comportamientos de mercado en los precios de valores individuales se comparan uno con el otro (mostrando fortaleza relativa que diferencía entre activos de desempeño robusto y valores con desempeño débil).

ELEMENTOS BÁSICOS DE OPERACIÓN POR MOMENTO

La operación de momento requiere estrictas reglas de administración de riesgo con la capacidad de tratar los cambios en la volatilidad del mercado, trampas de precio y la aglomeración en activos individuales. Cada uno de estos factores podrá (y de hecho lo hará) reducir el potencial de ganancias de un trader si estos no se manejan efectivamente. Desafortunadamente, muchas y muchos traders de rutina ignoran los factores básicos que llevan a cambios de precio sostenidos en el mercado. En la mayoría de casos, estos traders sin éxito son cegados por un miedo a perderse el siguiente rally grande (o la siguiente venta masiva) en tanto que el resto de la comunidad de operación participa del beneficio de las ganancias.

Los elementos básicos de la operación de momento pueden deconstruirse y descomponerse en cinco elementos clave:

  • Selección — activos específicos que se eligen para operar
  • Riesgo — uso de órdenes stop loss protectoras las cuales definen los parámetros de pérdida potencial
  • Entradas — temporización usada al abrir operaciones
  • Gestión de posiciones — monitorear consistentemente el mercado en busca de cambios posibles en la perspectiva o en la orientación del posicionamiento.
  • Salidas —temporización al cerrar operaciones

Las estrategias de momento se pueden implementar en marcos temporales intradía (P. Ej.: minutos u horas) pero con más frecuencia se emplean para periodos temporales más extendidos (Ej.: semanas o meses). El primer paso del proceso es determinar la dirección de tendencia dominante del mercado. En los tres ejemplos de gráficos mostrados anteriormente, esto se logró al usar la ubicación amplia de la actividad de precio en relación con el promedio móvil de 200 periodos para cada activo. Empero, esto también se puede lograr al usar los populares osciladores de gráficos que están disponibles en la mayoría de las plataformas de operación.

OSCILADORES DE MOMENTO

Los osciladores de momento son herramientas de operación comunes, usadas para determinar la fortaleza de tendencia subyacente en el precio de un activo. Estos osciladores dan a la comunidad de traders una representación visual objetiva de la velocidad en la cual los precios del activo se mueven en cualquier dirección en particular. Adicionalmente, estos osciladores de momento proporcionan a los traders una mejor idea sobre si las trayectorias vistas en movimientos de tendencia recientes tienen probabilidad de continuar en el futuro.

Los osciladores de momento funcionan típicamente como indicadores de Proporción de Cambio (ROC). Las herramientas de oscilación de momento muestran la velocidad de tendencia de un activo conforme los movimientos de precio alcanzan niveles máximos (y llegan al máximo) antes de ralentizarse y revertir. Los términos de operación comunes en estas situaciones incluyen lecturas de “sobrecomprado” y de “sobrevendido”, las cuales son indicadores de extremidad en el precio de un activo.

Donde hay un potencial reducido para momento de precio continuado en el mercado, la perspectiva reducida tiende a desincentivar a los inversores respecto a establecer posiciones nuevas. En muchos casos, esto al final del día resulta en reversiones en la actividad de tendencia. En los ejemplos que siguen, examinaremos algunas de las formas en las que las herramientas comunes de indicador de momento se pueden usar por traders técnicos y ver cómo las lecturas se pueden aplicar a estrategias exitosas en la operación por momento.

CONCEPTOS DE OPERACIÓN POR MOMENTO

El Índice Direccional Promedio (ADX) es una herramienta popular que se usa para determinar el momento de tendencia de un activo. La lectura del ADX traza la fortaleza en las tendencias de precio con base a un rango de valores que fluctúan entre 0 y 100. Los niveles del ADX por debajo de 30 indican actividad lateral (sin dirección clara en la acción de precio). En algunos casos, los traders denominarán a este tipo de condiciones como tendencia “no definida”.

Los niveles de ADX por encima de 30 indican una actividad de tendencia que se fortalece (sin especificar una dirección en particular). En otras palabras, la tendencia podrá ser alcista o esta podrá ser bajista —lo único certero respecto a la lectura es que la tendencia subyacente gana fortaleza—. En el ejemplo que sigue, podemos ver cómo la métrica de ADX se comporta conforme el momento de tendencia gana fortaleza y eventualmente, cambia de dirección.

Tutorial operación por momento

A la izquierda del gráfico de precios, podemos ver que los precios de activos comienzan a movilizarse en una dirección ascendente después de alcanzar bajos swing. Conforme el valor ADX se propele hacia 100, podemos ver que el momento de tendencia subyacente, visible en la acción de precio graficada, también se fortalece. En este ejemplo, las lecturas del ADX se elevan con mayor fortaleza conforme los precios del activo se mueven por encima del promedio móvil de 200 periodos. Esto, esencialmente, nos brinda dos evidencias independientes que sugieren que se conforma fortaleza en la tendencia de precio subyacente y esta confluencia ayuda a postular el argumento para iniciar posiciones de compra. Específicamente, las operaciones de compra se podrían abrir conforme las lecturas de ADX comenzaren a elevarse y que la acción de precio cruce por encima de su promedio móvil de 200 periodos.

Cerca de la mitad de este gráfico de precios, no obstante, el momento de tendencia ADX comienza a perder velocidad. Este evento habrá de fungir como señal de advertencia para los traders que ostenten una posición alcista. En este caso, las lecturas en el ADX comienzan a caer (junto con la valuación de mercado subyacente) hasta que los precios eventualmente caen cruzando el promedio móvil de 200 periodos. Conforme esto ocurre, las lecturas en el ADX también se mueven por debajo del nivel 30. Esto sugiere que la tendencia alcista previa ya no existe, y que el momento general en el mercado ha disminuido. En esta etapa, tiene sentido el cerrar cualesquier posiciones de compra ya que no hay tendencia subyacente para aumentar la probabilidad de éxito y ganancia.

Operación por momento oscilador

A continuación, examinamos una representación visual del Índice de Canales de Commodities (CCI). La herramienta CCI es un oscilador de momento que compara el “precio común” de un valor a divergencias potenciales de su promedio móvil simple (SMA). De forma similar al oscilador Estocástico, el CCI está diseñado para mostrar condiciones que sugieran que un activo podría estar sobrevendido o sobrecomprado. Las lecturas de CCI que están por encima del nivel +100 son indicadoras de condiciones de mercado sobrecompradas, en tanto que las lecturas por debajo del nivel -100 indican condiciones de mercado sobrevendidas.

En el ejemplo de gráfico anterior, las lecturas bajistas en el CCI dieron en territorio “sobrecomprado” y los precios del activo continúan ascendiendo en una nueva tendencia bajista (la cual se proyectó originalmente por parte del oscilador de momento). La actividad de precios por debajo del promedio móvil de 200 periodos combinada con una lectura bajista en el oscilador CCI daría a los traders de momento razón suficiente para iniciar posiciones de venta en su marco temporal seleccionado.

Señales de momento alcistas

El Índice de Fortaleza Relativa (RSI) mide la “fortaleza” subyacente del movimiento de precios reciente del mercado con relación a la actividad mostrada en periodos de tiempo previos. Esencialmente, el RSI está diseñado para mostrar si es que las tendencias de precio actuales son sostenibles (con base a desempeños de momento previos). En el gráfico anterior, podemos ver tres ejemplos de lecturas de indicador sobrevendidas que ocurren a la mitad de una tendencia ascendente (proyectando así momento de precio positivo en el futuro).

Conforme los movimientos de precio dominantes son alcistas, las reversiones en el oscilador de momento RSI sugieren que la presión a vender está con seguridad próxima a terminar. Esto abre la puerta para establecer posiciones de compra, y se pueden colocar órdenes stop loss protectoras por debajo de los niveles de soporte (líneas blancas) que acompañaron cada señal de operación ascendente en el RSI. A final del día, este ejemplo de gráfico muestra tres instancias posibles en las cuales las y los traders del mercado podrían haber establecido posiciones de compra mientras que la tendencia alcista subyacente aún ganaba impulso.

Tutorial operación por momento

A continuación, examinaremos el indicador Volumen en Balance (OBV), el cual mide los volúmenes de operación con relación al precio de un activo. El principio fundamental detrás del indicador OBV es que los incrementos significativos en el volumen de operación suelen preceder a cambios más grandes en la valuación de precio subyacente del mercado. Como una indicación previa de cambios en el momento de tendencia, la lectura Volumen en Balance puede ser una herramienta valiosa para determinar qué orientación de operaciones tiene mayor probabilidad de generar ganancias.

En el gráfico que recién se muestra, podemos ver que las lecturas de Volumen en Balance comienzan a elevarse incluso antes de que un rally fuerte alimentado por momento alcista pueda propulsar los precios de acción hacia arriba. La comunidad de traders que observen esta información en sus etapas tempranas podrían haber establecido posiciones de compra con órdenes stop loss colocadas por debajo de los bajos, cosa que precedió los cambios en el volumen del mercado.

EJEMPLOS DE OPERACIÓN DE TIEMPO REAL: OPERACIÓN DE MOMENTO

Ahora que comprendemos las formas en que las herramientas técnicas de operación populares pueden enviar señales, es una buena idea el ver ejemplos de operación de tiempo real que establecen las reglas básicas para puntos de ingreso y salida. Nuestro objetivo es ver varios elementos en el historial de gráficos de precio que nos habría permitido estructurar una operación rentable. En primer lugar, examinaríamos una operación de momento simple, basada en la actividad de los promedios móviles exponenciales (EMAs). Conforme los precios del petróleo crudo caen por debajo del 200-EMA, se puede establecer una operación de venta en $57.20.

Operación de momento

Las órdenes stop loss se colocarían por encima de los altos previos (visibles en $58.60). El objetivo de ganancias para la posición de venta en petróleo crudo se fija en al menos 3x el potencial de pérdida de la operación. Una vez que los mercados hayan alcanzado estos niveles, ciérrese la posición con ganancia.

A continuación, examinaremos un ejemplo que basa su perspectiva en las líneas de tendencia de gráfico. Conforme emerge una línea de tendencia ascendente, los traders expertos verían los cambios en el momento del mercado, y comprarían el petróleo crudo a $56.20.

  • La Meta de Ganancia se fija en los niveles de resistencia previos (en $57.40)
  • Riesgo-recompensa 3x significa que la orden stop loss habría de colocarse en $55.90

Como podemos ver en el gráfico, el resultado final muestra que el momento de la operación se aprecia conforme los precios del petróleo continúan subiendo con línea de tendencia de precio. Esto resulta en ganancias para la operación de compra.

TÉCNICAS AVANZADAS DE OPERACIÓN POR MOMENTO: DIVERGENCIAS

Otra forma en la que los traders pueden usar herramientas de momento es el detectar divergencias en la acción en precios. Si las tendencias de precio están en rally superior, los movimientos similares debieran de visibilizarse cuando examinemos las lecturas técnicas objetivas. Cuando estos dos elementos no estén en acuerdo muto, las señales de advertencia debieran de hacerse aparentes para los traders.

En el ejemplo recién mostrado, podemos ver que los precios del activo van ascendiendo para alcanzar máximos récord en su valuación. Claro está, esto sería un desarrollo prometedor para cualquiera con una posición de compra abierta. No obstante, cualquier falta de confirmación en la lectura del indicador técnico objetivo sugiere que la tendencia actual posiblemente sea vulnerable a reversión. En estos casos, tiene sentido recolectar las ganancias siempre que sea posible y cerrar posiciones con el fin de encontrar nuevas oportunidades en el mercado. Por supuesto, esta mentalidad aplica lo mismo a tendencias de precio que a las bajistas.

Estos eventos son aún más preocupantes cuando un oscilador de momento de hecho sugiere proyecciones de momento direccionales que se encuentran opuestas a la tendencia de precio dominante. Los osciladores como el RSI y el CCI pueden ser muy útiles a este respecto. En el ejemplo que se muestra arriba, los mercados están en una clara tendencia bajista. Los traders de momento sin experiencia podrían considerar esta actividad de precio como una indicación sólida para abrir posiciones de venta. Sin embargo, los indicadores técnicos muestran señales de que en realidad comienza a emerger un momento alcista.

Conforme las lecturas de RSI continúan progresando de forma alcista, los mercados comienzan a encontrar niveles de soporte antes de ascender con fuerza, mucho más alto. Las y los traders que monitoreaban la actividad de precios del activo aisladamente, podrían haber sido atrapados en la venta en niveles muy bajos. Claro, esto podría haber resultado en que se habrían dado pérdidas sustanciales muy rápido. No obstante, los traders expertos que vigilan señales para el momento de tendencia podrían de hecho haber iniciado posiciones en la otra dirección y haber recolectado ganancias cuantiosas en los periodos de operación sucesivos.

Una vez que la tendencia descendente inicial está firmemente colocada, los traders de momento entonces debieran observar las lecturas de indicadores para evaluar si es que la tendencia tiene posibilidad de continuar. Conforme el RSI comienza a ascender, los traders de venta habrían buscado cerrar posiciones y realizar cualesquier ganancias efectivas a su disposición. Las lecturas de indicador alcistas hacen a las posiciones de compra mucho más atractivas en este escenario, porque el momento de mercado se ha apartado de la acción de precio en el gráfico y proyectó una reversión más alto. Conforme el momento de bajada comienza a estancarse, el soporte de triple fondo se hizo visible mientras que los mercados aún operaban en niveles relativamente baratos. Esto le da a los traders de momento una señal para abrir posicones contrarios y colocar órdenes stop loss justo por debajo de la ya mencionada zona de soporte en el triple fondo.

En este caso, deberán de establecerse las metas de ganancias a 3x el nivel total de exposición de riesgo contenido en la operación (cosa que daría a los traders de momento una proporción riesgo-recompensa favorable 3:1) El contar con estos tipos de parámetros de regla de operación ayuda a asegurar que las estrategias de momento aún puedan ser rentables incluso si la mitad de las posiciones tomadas no resulten en ganancias.

UNA METODOLOGÍA EXITOSA PARA LA OPERACIÓN POR MOMENTO

Los ejemplos recién mostrados representan algunas de las técnicas que se empelan cuando las y los inversores planean usar estrategias de momento en los mercados activos. Una vez que los traders de momento pueden identificar la aceleración de tendencia en el precio de mercado de un activo, es posible asumir una posición de venta o compra, con la esperanza de que el momento continuará en movimiento en la misma dirección (ya sea hacia abajo o hacia arriba). El contar con parámetros de reglas estrictos puede ayudar a retirar los aspectos emocionales que puedan impactar negativamente en la psicología de operación y crear un marco repetible que se pueda usar para operaciones futuras.

Al aplicar esta metodología, la comunidad de traders de momento puede establecer posiciones con base a la fortaleza esencial de las tendencias de momento en precio de mercado. Como siempre, es importante cerciorarse de que haya medidas protectoras para cada operación, y los traders de momento exitosos pondrán órdenes stop loss que protejan contra reversiones de precio inesperadas en cualquier ambiente de mercado.

RESUMEN

  • Momento se refiere a la tasa de aceleración del precio subyacente de un instrumento.
  • Las lecturas de momento pueden clasificarse con más detalle en dos categorías distintas: momento absoluto y momento relativo.
  • Al usar análisis técnico de gráfico, la medición del momento de precio puede lograrse al usar osciladores y promedios móviles.
  • Los osciladores de momento funcionan típicamente como indicadores de proporción de cambio (ROC) del precio e incluyen herramientas como el Índice de Fortaleza Relativa (RSI), Índice de Canal de Commodities (CCI) y Volumen En Balance (OBV).
  • Los traders por momento pueden usar estas herramientas para establecer posiciones de compra o venta con base a la probabilidad de que el momento de un activo continúe moviéndose en su dirección establecida.
  • Hay disponibles muchos indicadores de momento comunes en la mayoría de las plataformas de operación y estos pueden ayudar a los traders a establecer puntos de ingreso para comprar o vender cualquier activo.
  • Los indicadores de momento también pueden ayudar a las y los traders a determinar cuándo salir de una operación.
  • Las posiciones de compra habrán de cerrarse cuando las lecturas de tendencia se tornen sobrecompradas y las posiciones de venta habrán de cerrarse cuando las lecturas de tendencia se hagan sobrevendidas.