Skip to content

Cuando las acciones caen los traders CFD pueden hacer dinero

Updated 20 May 2020

En las formas tradicionales de trading en los mercados, el enfoque básico siempre ha sido “compra barato vende caro”, lo que significa que el dinero se hace cuando un activo o una acción aumenta en su valor. Por supuesto, esto no solo aplica a acciones y valores. Varias materias primeras y bonds operan de la misma forma. Sin embargo, lo que este método significa es que debe haber un aumento en el valor para poder generar una ganancia. En consecuencia, si el precio de la compra cae habrán pérdidas y en ocasiones pueden ser sustanciosas.

En las operaciones por Contratos por Diferencia (CFD) hay varias ventajas que se pueden encontrar en el proceso de compra/venta, sobre todo el hecho de que los comerciantes de CFD pueden sacar ganancias incluso si el activo cae en valor. A esto se le llama trading corto u operar en corto.

Trading corto

Por supuesto, operar en corto no solo está disponible para los traders de CFDs, ya que otras formas del comercio derivado como opciones y futuros pueden ser usados para generar ganancias de esta manera. El término derivado se refiere a que la operación no involucra una compra o venta de un activo subyacente, pero la diferencia entre CFDs y operaciones derivadas antiguas es, básicamente, la flexibilidad.

Tanto en opciones como en futuros la posición se toma por un periodo de tiempo fijo, lo que significa que desde el inicio hay una fecha o tiempo específico para que la operación se cierre. Con los contratos por diferencia los traders deciden cuándo cerrar la posición, lo que les da una mayor flexibilidad en términos de poder mantener la posición que puede darles en un largo plazo mayor rentabilidad y ganancias, o cerrarla cuando existe la amenaza de grandes pérdidas.

Órdenes de Stop Loss

Armar una estrategia de trading significa más que solo saber cómo tomar una posición al momento correcto, también involucra un enfoque el manejo del riesgo que se adapte a cada operador o inversor. A pesar de tener una base de trabajo más flexible que otras operaciones derivadas, CFDs también pueden llevarte a grandes pérdidas, especialmente al ser productos apalancados donde los operadores pueden tomar largas posiciones con una fracción de desembolso de capital que de otro modo sería necesario.

Para nuestra suerte existen herramientas integradas que como el stop-loss que pueden ser y deberían ser usadas en operaciones de CFD. Esencialmente, estos son puntos limitantes que son elegidos cuando una operación se abre, y que garantiza que se cerrará si cierta situación o punto se alcanza. Aunque esto no significa que los CFDs son inmunes a las pérdidas, sí significa que límites y seguros pueden colocarse fácilmente para protegerte de fallos catastróficos.

Trading a corto plazo

Tomar una posición corta no debe confundirse con trading a corto plazo, lo que es algo completamente diferente, pero que también brinda una gran atracción al mercado de CFD. Una vez más, los instrumentos financieros como opciones y futuros operan bajo un término a largo plazo, lo que significa que tanto ganancias como pérdidas son retrasadas. El llamado trading de intradía o intradiario ha sido una característica en el intercambio de valores alrededor del mundo, donde las acciones más volátiles han sido objeto de cambios rápidos. Como los CFDs están basados en las fluctuaciones del valor de cualquier activo, pueden aplicarse a un amplio rango de mercados diferentes. Se adapta perfectamente al trabajo en cortos periodos de tiempo, como minutos e incluso segundos.

Evaluar los movimientos del precio a corto plazo dentro de un mercado específico es una de las habilidades clave para convertirse en un trader de CFDs exitoso. Diferentes estrategias pueden ser empleadas y probadas para ganar una ventaja, como intentar y probar métodos de evaluación como el análisis técnico se pueden usar con buen efecto.

Deja a las emociones fuera

Las operaciones de CFD se diferencian de otros tipos de comercio e inversiones en una área de extrema importancia. Por algunos traders, especialmente esos involucrados en acciones y activos, involucrarse emocionalmente forma parte de su estrategia de inversión. Pueden comprar activos que son éticos o “verdes” para apoyar nuevos desarrollos que puedan tener una conexión personal de alguna manera. También puede significar usar el conocimiento en otras áreas de la vida provenientes de la experiencia y tomar decisiones comerciales de acuerdo a un “presentimiento” de que algo funcionará para obtener ganancias.

Cuando se trata de CFDs este tipo de enfoque puede llevar a pérdidas. En términos simples, cualquier forma de apego emocional a una posición de trading puede llevar a extender, mantener, o dejar la operación abierta por mucho tiempo. Esperando que la situación se revierta puede llevar a márgenes de descuentos en productos apalancados como CFDs, y eso puede ser un golpe fatal en el peor de los escenarios. Al dejar a las emociones fuera de la ecuación y usando los datos y el conocimiento generado por al experiencia en operaciones de CFD puedes utilizar una mentalidad más objetiva para realizar operaciones exitosas.

Mercados Forex

La idea de operaciones sin emociones es una de las razones por la cual los mercados Forex son tan populares entre los traders de CFDs, al igual que el interés en el mercado de las criptomonedas. Además de ser un activo abstracto para elegir que ofrece poca o ninguna oportunidad para apegarse a él, los mercados de divisas o Forex son bastante volátiles, lo que es una buena noticia para los contratos por diferencia.

Debido al hecho que incluso si los activos caen en su valor los operadores de CFD pueden seguir generando dinero, es obvio que dejar a las emociones fuera es elemental para el éxito, y elegir mercados volátiles como el de pares de divisas es una buena idea. Con tanta información en tiempo real sobre los tipos de cambio de divisas, estos mercados son un suelo fértil para generar dinero con operaciones de CFD, ya sea a corto plazo, largo o dejando una posición abierta por más tiempo.